Pasar al contenido principal

Medioambiente | El marabú: ¿problema o ventaja para los campos cubanos?

"En la agricultura regenerativa se promueve un lema: un bosque solo crece sobre un bosque. Esto significa que para la prosperidad de un grupo de árboles es necesaria una gran cantidad de materia órganica en el suelo."

Marabú en Cuba.
Planta de marabú en Cuba.

El marabú es un arbusto o árbol pequeño. Considerado en Cuba como una especie invasora, es tratado como una plaga que afecta el desarrollo de la agricultura.

Es una especie de planta nativa del Viejo Mundo y puede encontrarse en África, la India, el sur de Tailandia y Malasia. En el norte de Australia se la ha considerado como nativa. En Cuba sólo existe una subespecie, Dichrostachys cinerea.

En 150 años, el marabú se ha convertido en la planta que más ha proliferado en Cuba.

Su introducción en la Isla ocurrió a mediados del siglo XIX, no se sabe exactamente cómo. Parece haber comenzado su expansión desde la provincia de Camagüey y de allí al resto de las provincias a lo largo de las principales vías de comunicación. Hacia 1930 ocupaba ya unas 443.190 hectáreas.

En 150 años, el marabú se ha convertido en la planta que más ha proliferado en Cuba. Desde principios del siglo XXI, cerca del 10% del territorio cubano se encuentra invadido, lo que es cerca del 18% de las tierras agropecuarias. Muchos lugares naturales y seminaturales han sido ocupados abrumadoramente por el marabú y han perdido sus formaciones vegetales nativas.

La bienvenida de una invasora

Las plantas consideradas invasoras suelen surgir en ecosistemas que fueron perturbados. En un bosque maduro, con una biodiversidad poderosa, no puede prosperar una especie que pertenezca a otro ecosistema.

La razón principal por la que surgen problemas de especies invasoras, es debido a la destrucción previa del ecosistema, casi siempre por la mano del hombre. Al limpiar zonas extensas de bosques, dejando el suelo a la intemperie, se crean las condiciones perfectas para el desarrollo de las especies invasoras.

"Tumbando" marabú en los campos cubanos.
"Tumbando" marabú en los campos cubanos.

De forma natural existen especies de plantas que toman un terreno baldío y prosperan para aumentar la materia orgánica y dar paso a las condiciones que permiten el surgimiento de un bosque maduro. Estas plantas son la herramienta de la naturaleza para comenzar a reparar el ecosistema, y suelen ser las que mejor prosperan bajo las condiciones más duras.

El marabú es una planta que prospera en terrenos secos, y su condición de legumbre la ubica en el grupo de las plantas pioneras: una serie de arbustos que construyen los niveles de nitrógeno en el suelo y garantizan la fertilidad.

Una batalla perdida

Gran parte de la energía gastada en eliminar especies exóticas y plantar nativas se gasta en vano, como lo demuestra el fracaso de tantos proyectos de restauración en los que los no nativos se restablecen después de que se agote el financiamiento o la mano de obra.

Sin grandes cambios en las prácticas agrícolas de uso de la tierra, las campañas para erradicar plantas exóticas fracasan. Asumimos que la naturaleza está cometiendo un error al crear matorrales híbridos de rápida curación, por lo que en lugar de permitir que el hábitat se estabilice, seguimos perturbándolo.

Las plantas oportunistas anhelan el ecosistema perturbado. A menos que dejemos de crear ventaja y perturbaciones, nuestros esfuerzos de erradicación serán en vano, excepto en pequeñas zonas. La mejor esperanza a largo plazo para eliminar la mayoría de las especies oportunistas reside en evitar la alteración del suelo, restaurando bosques intactos. En otras palabras, es necesario crear paisajes más maduros ecológicamente.

Esto sucede con el marabú. Se sabe que el marabú no prolifera con sombra, por lo que el desarrollo forestal con otras especies altas y frondosas lo controla, así como el desarrollo de cultivos densos. En un bosque de frutales esta especie no supone para nada un problema.

El marabú como fábrica de fertilidad

En la agricultura regenerativa se promueve un lema: un bosque solo crece sobre un bosque. Esto significa que para la prosperidad de un grupo de árboles es necesaria una gran cantidad de materia órganica en el suelo. El mejor cultivo son las especies que producen tejido leñoso, pues la madera desarrolla la población de hongos, y esto promueve los niveles de fertilidad necesarios para un bosque.

Técnicas como la permacultura y la agricultura sintrópica redireccionan la visión de la agricultura convencional.

El marabú, al ser un arbusto, produce el material perfecto para nutrir un bosque. Al sumarle su condición de fijador de nitrógeno, se puede considerar como una fábrica de las condiciones idóneas para la creación de fertilidad sin necesidad de utilizar químicos industriales.

Estos son los elementos y principios que utiliza la agricultura regenerativa para producir cantidades industriales de alimentos. Técnicas como la permacultura y la agricultura sintrópica redireccionan la visión de la agricultura convencional y convierten supuestos problemas en condiciones favorables para la producción de alimentos.

▶ Ayúdanos a permanecer

Un contenido como este, y nuestro medio informativo en general, se elabora con gran esfuerzo, pues somos un proyecto independiente, trabajamos por la libertad de prensa y la promoción de la cultura, pero sin carácter lucrativo: todas nuestras publicaciones son de acceso libre y gratuito en Internet. ¿Quieres formar parte de nuestro árbol solidario? Ayúdanos a permanecer, colabora con una pequeña donación, haciendo clic aquí.

[Y para cualquier propuesta, sugerencia u otro tipo de colaboración, escríbenos a: contacto@arbolinvertido.com]

Andy Leiva García

Retrato de Andy Leiva García

(Cuba, 1995). Graduado de la Escuela Nacional de Arte de Cuba (ENA) en 2014. Por alrededor de siete años trabajó en diferentes compañías de danza en Cuba, especialmente ballet y danza contemporánea, siendo Primer Bailarín de la Compañía Rosario Cárdenas (2015-2020). Graduado del curso de formación literaria Onelio Jorge Cardoso en La Habana (2015). Ha trabajado como editor y escritor creativo en diferentes medios y publicaciones. Graduado de Diseño en Permacultura (Cuba, 2019).

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.