Festival Yo me quedo en casa

Iniciativas en todo el mundo, también en Cuba, ayudan a cumplir con la cuarentena.

El consumo de arte es una de las formas más productivas y enriquecedoras de pasar el tiempo libre. Tal vez por esa razón, cuando el COVID-19 comenzó a aislar a las personas en más de medio mundo y se vieron obligadas a cerrar las salas de cine, de teatro, danza, los museos, y se cancelaron los más importantes festivales de música, muchos se sintieron desamparados.

Afortunadamente vivimos en un mundo marcado por el espacio virtual, donde Internet y especialmente las redes sociales han significado, además de una excelente herramienta de comunicación, un alivio para los amantes del arte en tiempos de coronavirus. Conciertos, obras de teatro, películas, performances, entre otras muchas obras se han puesto a disposición del público de forma gratuita en los últimos días.

En Cuba, agrupados en torno al Tunturuntu Festival ofrecieron conciertos a través de sus cuentas en redes sociales artistas como Chucho Valdés, Eme Alfonso, David Blanco y las DJs Pauza. El jazzista Gonzalo Rubalcaba apareció acompañando a Alejandro Sanz en el concierto que ofreció junto al colombiano Juanes la noche del 16 de marzo.

 

 

Otros como Fito Páez, J Balvin, Luis Fonsi y Laura Pausini se han sumado a la iniciativa de conciertos virtuales que comenzó en China, cuando el grupo de punk rock Vox Livehouse radicado en Wuhan comenzó a transmitir en vivo sus conciertos de forma gratuita.

Aunque ha sido la música la que ha acaparado la mayor parte de los focos, otras manifestaciones artísticas han liberado importantes materiales para su consumo en la red.

La iniciativa Cine Cubano en Cuarentena, surgida el 16 de marzo de 2016 en Facebook ha sido aprovechada por decenas de cineastas cubanos para compartir sus obras sin costo alguno. También la Filmoteca Española ha decidido subir a su cuenta de Vimeo algunos de los films clásicos que guarda en su archivo.

Importantes pinacotecas como el Museo Nacional del Prado y Reina Sofía en Madrid han tenido que cerrar sus puertas, no obstante, han aumentado considerablemente su contenido en la web, actualizando cada día sus redes sociales con videos en los que sus especialistas comentan las diferentes obras del museo, además de ofrecer amplias visitas virtuales.

Por su parte el Museo de Arte Moderno de Nueva York mantiene abiertos 6 cursos gratuitos que invitan a profundizar en su catálogo y comprender mejor el arte contemporáneo. Google, la gran compañía de internet, a través de su plataforma Google Arts & Culture ofrece más de 7000 exposiciones virtuales a lo largo de todo el planeta.

En el campo de la literatura surgió Poesía en tu sofá, un proyecto creado por la escritora española Elvira Sastre que ha reunido a diferentes personalidades como la actriz de teatro Irene Escolar, el cantautor Andrés Suarez o la humorista Carolina Iglesias con el objetivo de filmarse leyendo poemas cada tarde desde su casa y luego subirlos a Instagram.

También la poeta cubana Martha Luisa Hernández Cadenas anunció que a través del canal de Telegram de Ediciones sinsentido se compartirían lecturas de poemas y otros tipos de obras literarias realizadas por artistas cubanos.

Grandes editoriales, como el Grupo Planeta, han puesto a disposición selecciones de sus títulos más importantes en formato digital para descarga gratuita. Anagrama y Roca Editorial igualmente se sumaron a esta iniciativa. La UNESCO por su parte ha creado un acceso libre y gratuito a la Biblioteca Digital Mundial, donde se pueden consultar mapas de diferentes periodos históricos, archivos fotográficos y grabaciones.

A través de OperaVision, un proyecto creado con apoyo de la Unión Europea, los amantes de esta disciplina tendrán acceso a cientos de espectáculos gratuitos, incluyendo a los más importantes teatros del mundo como Royal Opera House de Londres, el Stanislavsky Music Theatre de Moscú o el Teatro Real de Madrid.

 

 

Para los niños se han creado diferentes alternativas relacionadas con la educación y la cultura. El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires ha liberado cuadernos digitales, documentos y actividades con contenido didáctico. También la Fundación Leer ha habilitado más de 100 libros gratis junto a trivias, juegos de memoria y rompecabezas a los que se puede acceder desde su página web.

Pero no solo han sido las bellas artes las que han abierto su contenido al público en estos días de pandemia y recogimiento, del mismo modo plataformas de entretenimiento relacionadas con videojuegos y televisión en streaming han ofrecido una parte de su catálogo de forma gratuita.

Desafortunadamente en Cuba el acceso a la mayoría de estos contenidos se ve limitado por las deficiencias tecnológicas que padece la isla además de los altísimos precios de la conexión a internet que impone ETECSA, el monopolio de las comunicaciones cubano.

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.