Pasar al contenido principal

Medioambiente | Una lucha contra los ensayos nucleares

"Hoy día, corremos el riesgo de olvidar lo que aprendimos de lo que sucedió en 1945", ha dicho Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, con respecto a la situación nuclear actual.

Nube de hongo generada por un ensayo nuclear
Detonación nuclear de la bomba Ivy Mike en 1952. | Imagen: Wikipedia Org.

En 2009 la Asamblea General de la ONU aprobó por unanimidad la resolución 64/35 declarando el 29 de agosto Día Internacional contra los Ensayos Nucleares.

En 1945 se llevó a cabo el primer ensayo nuclear. Fue en el desierto de Alamogordo, Nuevo México. Desde entonces se han realizado más de 2000 pruebas nucleares en todo el mundo. Nunca se ha tenido en cuenta los daños a poblaciones y ecosistemas.

Mapa de deonaciones de bombas atómicas en todo el mundo
Mapa de deonaciones de bombas atómicas en todo el mundo. | Imagen: El Orden Mundial

La resolución, propuesta por la República de Kazajstán, conmemora la clausura del polígono de ensayos nucleares de Semipalatinsk el mismo día de agosto de 1991. En 2010 se celebró por primera vez el Día Internacional contra los Ensayos Nucleares con actividades, conferencias, simposios, exposiciones, programas de TV, etc.

Si bien antes los ensayos eran una muestra de poderío militar y sofisticación científica, el debate actualmente se centra más la atención en las consecuencias del uso de este tipo de armas y de sus ensayos, generando muerte, destrucción y un enorme impacto medioambiental a través de la radiación.

La eliminación del armamento nuclear

Las Naciones Unidas, convencidas de terminar con los ensayos y las pruebas nucleares, decretó el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, celebrado por primera vez el 26 de septiembre de 2014. Ambas fechas han creado un ambiente de colaboración para alcanzar un mundo sin armas nucleares.

A pesar de los proyectos, persisten los desafíos, debido a que sigue sin entrar en vigor desde 1996 el "Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares", que es el instrumento que las prohibiría totalmente.

"Hoy día, corremos el riesgo de olvidar lo que aprendimos de lo que sucedió en 1945".

Hasta la fecha, 183 Estados han firmado el Tratado y 159 lo han ratificado. Para que el tratado entre en vigor debe ser ratificado por los Estados que poseen "capacidades nucleares importantes". Los 8 países con esta capacidad que aún no lo reconocen: China, Egipto, Irán, Pakistán, India, Israel, Estados Unidos y Corea del Norte.

En palabras de Antonio Guterres, secretario general de la ONU, "incluso durante las fases más tensas de la Guerra Fría, las potencias nucleares redujeron significativamente su arsenal nuclear. Había amplio consenso en contra de su utilización y la proliferación de las armas nucleares y los ensayos nucleares. Hoy día, corremos el riesgo de olvidar lo que aprendimos de lo que sucedió en 1945".

¿En qué consisten los ensayos nucleares?

Un ensayo nuclear consiste en la detonación de un arma nuclear con fines experimentales, para ver la potencia de un arma, su capacidad destructiva, aunque se han detonado bombas nucleares con otros fines, como propagandísticos, para extraer combustible o realizar algún pozo de grandes dimensiones.

Los ensayos nucleares se clasifican según donde hayan tenido lugar, como atmosféricas, estratosféricas, subterráneas o submarinas. Sea como sea, los ensayos nucleares traen consecuencias devastadoras para el entorno donde se realizan, tanto inmediatos como retardados.

¿Cuáles son los efectos de una explosión nuclear?

Las explosiones nucleares producen diversos tipos de efectos tremendamente destructivos en todos los aspectos. En general se dividen en dos categorías, los efectos inmediatos y los efectos atrasados.

Los efectos inmediatos serían la onda expansiva, el pulso de calor, la radiación ionizante y el pulso electromagnético. En el grupo de los efectos atrasados estarían los efectos sobre el clima y el medio ambiente, además del daño a las infraestructuras necesarias para el sustento de la sociedad humana.

Los más conocidos son los efectos inmediatos, debido a su relación con el acto mismo de la explosión, pero son los daños secundarios los que ocasionan la mayor cantidad de muertes luego de una explosión nuclear.

Nubes de hongo provocadas por las bombas atómicas lanzadas en Hiroshima (izquierda) y Nagasaki (derecha)
Nubes de hongo provocadas por las bombas atómicas lanzadas en Hiroshima (izquierda) y Nagasaki (derecha). | Imagen: Wikipedia Org.

Los daños, sin embargo, no se miden por separado. Cada efecto se encadena con el otro, incluso los potencia. Por ejemplo, la radiación disminuye las defensas del organismo y, a su vez, agudiza la posibilidad de infección de las heridas causadas por la explosión aumentando así la mortalidad.

Es precisamente esa multitud de efectos y sinergias lo que hace de las armas nucleares las más destructivas que existen, y un verdadero peligro para la vida en todo el planeta como la conocemos.

Aproximadamente el 80% de la energía generada por las reacciones nucleares se emite en forma de radiaciones penetrantes de alta frecuencia extremas y peligrosas para las formas de vida, impacten donde impacten. Se trata de la radiación ionizante. Su velocidad es la de la luz por lo que sus efectos se perciben simultáneamente al flash luminoso.

El radio de efecto de la radiación es mayor que el de la bola de fuego y pueden producir lesiones graves en los organismos vivos que sobrevivan a todos los demás daños.

Explosiones nucleares en el mundo

A lo largo de la historia el mundo ha tenido que ser testigo de muchas detonaciones nucleares. Algunas de ellas con graves consecuencias para la población civil, pero todas ellas, afectando al ecosistema.

Los datos más significativos de las explosiones nucleares registradas son:

  • En la historia del mundo han tenido lugar alrededor de 2.152 pruebas nucleares.
  • 27 de esas bombas han explosionado para la construcción.
  • 2 bombas atómicas han sido detonadas en estado de guerra por parte de EEUU en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, sobre la población civil.
  • El arma nuclear más potente de la historia fue la conocida como la Bomba del Zar o del Emperador, desarrollada por la Unión Soviética y que fue detonada en 1961 a 4 km de altitud sobre Nueva Zembla, un archipiélago ruso situado en mar de Barents, en el Océano Ártico.

Muchas organizaciones trabajan en eliminar las armas nucleares de nuestra realidad. Mientras existan, la destrucción de la vida como la conocemos es una posibilidad. Si una determinada serie de explosiones nucleares ocurre, las consecuencias son simplemente la destrucción de la raza humana, pues nuestra supervivencia sería imposible.

Debido a la seriedad del asunto, cada año se utiliza la fecha para recordar los peligros del armamento nuclear. Además de continuar insistiendo y presionando a los gobiernos para lograr algún día el deseado desarme nuclear.

Andy Leiva García

Retrato de Andy Leiva García

(Cuba, 1995). Graduado de la Escuela Nacional de Arte de Cuba (ENA) en 2014. Por alrededor de siete años trabajó en diferentes compañías de danza en Cuba, especialmente ballet y danza contemporánea, siendo Primer Bailarín de la Compañía Rosario Cárdenas (2015-2020). Graduado del curso de formación literaria Onelio Jorge Cardoso en La Habana (2015). Ha trabajado como editor y escritor creativo en diferentes medios y publicaciones. Graduado de Diseño en Permacultura (Cuba, 2019).

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.